El bienestar emocional es fundamental para que nos sintamos bien y afrontemos nuestro día a día. Ser capaz de reconocer y gestionar nuestras propias emociones de forma óptima es requisito imprescindible para vivir felices.

Qué es el bienestar emocional y cómo conseguirlo

Por bienestar emocional se entiende la capacidad para sentirnos en armonía y tranquilidad con nosotros mismos y los demás. Viene a ser algo así como un sentimiento de felicidad y equilibrio duraderos. Ahora bien, ¿cómo podemos conseguir este tan ansiado bienestar emocional?, pues hay una serie de pautas que nos pueden ayudar.

Consejos para lograr el bienestar emocional

Respetar las horas de sueño

Dormir bien es necesario para que nuestro cuerpo y mente se restauren. Tener hábitos de sueño definidos evita que sintamos cansancio y ansiedad durante el día.

Parar unos minutos cada día

Tomarse unos minutos al día para no hacer nada y relajarse nos ayuda a refrescarnos. Meditar, soñar despiertos, o simplemente observar un paisaje nos ayuda a que la mente se sosiegue.

Descubre tu pasión y compártela

Tener un hobby y compartirlo con personas afines no sólo nos llena de energía y propósito, sino que nos da sensación de pertenencia.

Vive en el momento presente

Está demostrado que la ansiedad es un exceso de futuro y el miedo un exceso de pasado. Vivir en el momento presente nos permite apreciar mejor la vida. Pararnos a sentir nuestras sensaciones, nuestro cuerpo físico, los sonidos que nos rodean, etc., nos sitúa en el momento presente. Al conectarnos con el momento presente disfrutaremos de mayor tranquilidad y fluiremos mejor con la vida.

Date tiempo para disfrutar

Practica la espontaneidad de vez en cuando, juega, baila, siéntete libre de expresarte sin cortapisas. Disfrutar de tus hijos, tu mascota o mirar el mundo con curiosidad, pueden cambiar tu vida.

Aprende a pedir ayuda

Cargar con todo el peso de nuestros problemas nos abruma. Es importante pedir ayuda cuando lo necesitamos, así como aceptar dicha ayuda. Si no sabes cómo afrontar una situación o te sientes desbordado, puedes acudir a un profesional. Terapias como la Gestalt, la hipnosis clínica o incluso el yoga pueden ayudarnos a sentirnos mejor.

Practica la generosidad

Ser generosos con los demás nos sitúa en un estado de ánimo positivo y reconfortante. No tienen que ser personas conocidas, podemos hacer algún voluntariado, o simplemente ser amable con cada persona con que nos crucemos por la vida.

Alimenta tus relaciones

Involucrarte con las personas que te rodean y apoyarlas cuando lo necesiten no sólo mejorará dichas relaciones, sino que te harán sentir valioso. Mantén el contacto con tus amigos, cultiva las relaciones, busca tiempo para disfrutar juntos. Las buenas relaciones son necesarias para tener una vida plena.

Aprende a liberarte del estrés

Hacer deporte, apuntarte en clases de baile, caminar por la naturaleza, hay muchas formas de combatir el estrés. Escoge una actividad que te guste y practícala regularmente, de esta forma evitarás caer en manos del estrés.

Aprende a cuidarte

Buscar un momento para ti es fundamental para tu bienestar emocional. Puedes darte un masaje, un baño caliente, escuchar tu música favorita o ir a cenar a un buen restaurante. Los pequeños actos dirigidos a cuidarte y mimarte dan grandes resultados. Por otra parte, reconocer y celebrar tus logros y estimular los pensamientos positivos también son formas de amarte.

El día a día ya nos trae suficientes desafíos como para no protegernos y cuidarnos de forma adecuada. Si quieres tener una vida más sana y feliz no descuides tu bienestar emocional.