Seguir un tratamiento de hipnosis para dejar de fumar está cada vez más recomendado. Pero, ¿funcional realmente?, las personas que han probado la hipnosis relatan que sí, que efectivamente su deseo de fumar se ha desvanecido.

Por qué funciona la hipnosis para dejar de fumar

La hipnosis clínica, lo que hace es reducir el deseo de fumar, por tanto, está actuando directamente sobre el impulso que genera la adicción. Al mismo tiempo, al reducir la ansiedad, contribuye favorablemente a eliminar el deseo, y a superar el mono. Esto es posible, ya que, la hipnosis trabaja directamente con nuestro subconsciente.

La terapia se centra en las razones que te impulsan a fumar, de esta manera se descubren los pasos que cada quien ha de seguir para dejar el hábito. Conociendo los motivos por los que se fuma, es más fácil dar el paso para dejar de fumar. La reducción del deseo de fumar hace que dejemos de asociar el cigarrillo a determinadas actividades sociales. De esta manera, también se desmontan los mitos que rodean al hecho de fumar.

Durante la sesión de hipnosis para dejar de fumar, lo primero que se consigue es reducir a cero del propio deseo de fumar. Al mismo tiempo, se trabaja sobre la ansiedad, tanto como motivo que lleva a fumar, como la producida por la falta de nicotina. También se genera una fuerza de voluntad mayor, ya que se trabaja sobre la autoestima. Como consecuencia las expectativas de éxito aumentan considerablemente.

Otra de las razones por las que funciona la hipnosis en estos casos, es porque elimina el sentimiento de culpa que el hecho de fumar provoca. Aunque hay fumadores que creen que fuman por placer, en el fondo, sienten que no están tratando bien a sus cuerpos. Cuando una persona es adicta al tabaco, sabe que ha perdido el control. La pérdida de control genera culpa y baja autoestima. Entender los motivos por los que se fuma lleva a disipar la culpa y ganar autoconfianza.

¿Puede cualquier persona dejar de fumar con hipnosis?

Las investigaciones al respecto han demostrado que la hipnosis para dejar de fumar tiene más de un 85% de éxito. El 15% restante recurre a una segunda sesión para lograrlo, y en ese caso también lo consigue. Por tanto, la hipnosis es ahora mismo, el mejor método para dejar de fumar.

Además, no es necesario recurrir a los parches o chicles de nicotina durante el proceso. El subconsciente hace su trabajo y al perder el interés por el tabaco, no necesitamos apoyarnos en dichos complementos. Todo el proceso se desarrolla de forma natural, y al estar conscientes durante la terapia, esto refuerza la decisión de dejar de fumar.

Por tanto, sí, cualquier persona puede usar la terapia de hipnosis para dejar de fumar con éxito. Lo importante es tomar la decisión, hay cientos de razones de peso. Dentro de dichas razones está por ejemplo: reducir el riesgo de enfermedades coronarias o mejorar rendimiento físico. También se evita el envejecimiento prematuro, cuidaremos mejor de la higiene buco-dental, y tendremos mejor salud en general.

Si necesitas ayuda para dejar de fumar de una vez por todas, te ayudo a conseguirlo.